“Dios no existe, aunque mucha gente crea que el existe y prediquen su existencia, Dios no existe. Solo existe en mitologías que ponen a Dios en una gran cantidad de personalidades divinas y ficticias. Para crear temor en la gente y hacerlos ir a sus lugares donde se reúnen”

Esto es lo que me decía una persona una vez,  y en su raciocinio sus argumentos suenan bien y convincentes.  Pero carentes de verdad. Si Dios fuera mentira, simplemente nada de lo que existe, existiera. Eso es lo que la Biblia nos revela – Todas las cosas fueron hechas por medio de él, (Dios) y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho. Juan 1:3

El no creer en la existencia de Dios crea grandes problemas en la humanidad, a continuación algunos de esos problemas:

No hay bases fuertes para la ética ni la moralidad:

Dios es la base de la verdad en cuanto a lo que es bueno y lo que es malo. Sin Dios definir estas dos cosas se convierten en interminables discusiones. ¿Quién sabe lo que es bueno o lo que es malo? En el mundo secular que vivimos. Ni los gobiernos existentes, ni los filósofos y maestros, ni los pensadores y legisladores tienen una respuesta. Resultado, un grado intenso de corrupción, el cual vivimos hoy en día. El reconocimiento de la existencia de Dios, nos da la sabiduría de conocimiento del bien y el mal. – El temor de Dios es el principio del conocimiento; los insensatos desprecian la sabiduría y la disciplina.  Proverbios 1:7

No hay orden de autoridad

Hay un dicho viejo que dice, “donde manda capitán no manda marinero” pero hoy en día el concepto de la democracia ha destruido la humanidad, el voto, el derecho, la igualdad son conceptos que se han corrompido hasta el punto que no hay ya autoridad respetable. Desde el pueblo en general, pasando por los gobiernos, las escuelas, la familia. Hay un caos en definir quien es el que tiene autoridad. Dios establece un orden de autoridad en 1 Corintios 11:3  Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo hombre, y el hombre es la cabeza de la mujer, y Dios es la cabeza de Cristo.

Así queda establecido: Dios es la máxima autoridad, sigue Cristo, luego el Hombre, y después la mujer. Así también queda establecida la autoridad de los padres sobre los hijos, Efesios 6:1, del gobierno sobre el ciudadano, Romanos 13:1-7 Pero si Dios no existe, ¿dónde esta el principio y origen de toda autoridad? Solo queda un caos mundial, una anarquía global  y eso es exactamente lo que estamos viviendo hoy en día.

No hay vida.

Dijo Jesucristo …Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.  Juan 10:10

El es el único que puede darnos vida. Como la Biblia misma nos revela – En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.  Juan 1:4 El ser humano de hoy respira, se mueve, podríamos decir que esta con vida. Pero no esta cumpliendo el propósito de su existencia. Todo lo creado tiene un propósito. Como dice Salmos 19:1,2  Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos.   Un día comunica su mensaje al otro día, y una noche a la otra declara sabiduría. Los cielos viven el propósito para lo que fueron creados: darle la gloria a Dios. pero ¿Para que vive el hombre? ¿cuál es la razón de nuestra existencia? Podría alguien determinar con exactitud por que esta en este mundo. Los animales, las plantas, los elementos todos tienen un propósito en la voluntad de Dios y el ser humano se beneficia de cada una de estas cosas. ¿Quién determino ese propósito de cada cosa? Cuando el ser humano no reconoce la existencia de Dios, llega a existir sin un propósito valido. La vida entonces no tiene sentido. Nacemos, crecemos, nos preparamos para la vida de adulto y morimos… ¿Es todo lo que podemos esperar? De seres tan inteligentes como lo somos.  Así Dios al observar el mundo expresa: Dijo el necio en su corazón: “No hay Dios.” Se han corrompido y han hecho abominable maldad. No hay quien haga el bien. Dios miró desde los cielos sobre los hijos del hombre, para ver si había algún sensato que buscara a Dios. Pero cada uno se había descarriado; a una se habían corrompido. No había quien hiciera el bien; no había ni siquiera uno. Salmos 53:1-3  Sin Dios no hay propósito de vivir, sin propósito no hay vida. El propósito de vivir el hombre esta en su relación con su creador, Dios, y el darle la gloria a Dios con toda su existencia.

Al no tener el hombre el reconocimiento de la existencia de Dios. tiene que buscar otros medios, entre ellos están las drogas, el alcohol, la naturaleza, la meditación, cosas que suena algunas muy inteligentes, pero que fallan en proveerle al hombre su verdadero propósito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: